Windows 8 llega a los 100 millones de unidades

Parecía algo impensable, pero ha ocurrido: Windows 8 ha alcanzado las 100 millones de licencias vendidas. En un mercado cada vez más orientado al uso de tabletas y dispositivos táctiles, inundados de sistemas operativos iOS y Android, Microsoft sigue teniendo su hueco en el mercado doméstico. Quizás tenga que ver la reorientación del sistema operativo a este tipo de dispositivos, y la aparición de la gama Microsoft Surface, apuesta clara de los de Redmond por las interfaces táctiles. Es más, según un estudio del mercado, Windows 8 se sigue vendiendo al mismo ritmo que se vendía Windows 7, a pesar de que en esos 3 años de vida del primero, la cifra de ventas de PCs ha descendido.

Las Ventanas que están por venir

Este dato se ha conocido en las mismas fechas en que se ha empezado a hablar de las nuevas versiones de Windows que van a venir en próximas fechas. Para este año, ya se ha anunciado el lanzamiento de Windows 8.1, o Windows Blue (como se ha dado en llamar su proyecto), que básicamente consiste en una revisión, a modo de Service Pack, de Windows 8. Poco se sabe aún de sus novedades, tan sólo que Microsoft va a hacer caso a las quejas de los usuarios referentes al arranque de Windows (se rumorea que Windows va a permitir arrancar al escritorio, en vez de al menú Inicio), e incluso se habla del posible retorno del botón Inicio, claro que hasta el momento no ha hay ninguna confirmación oficial.

Windows 8.1 también permitirá la actualización silenciosa de las aplicaciones, de forma que se garantiza que siempre se estará trabajando con la última versión de las mismas (siempre y cuando se hayan instalado a través de Windows Market), y se comenta que vendrá con nuevas aplicaciones, como un editor de video al estilo de Movie Maker. No obstante, aún se desconoce si estas ventajas se podrán instalar de forma gratuita, como se podía hacer con los Service Packs en versiones anteriores de Windows, o si habrá que pagar alguna cantidad de dinero.

También se empieza a hablar estos días de Windows 9, cuya beta estará disponible supuestamente a finales de este año 2013, y que se pondrá a la venta en 2014, en una fecha aún sin concretar. Pero por desgracia, Microsoft aún no ha adelantado nada en cuanto a novedades, y la cercanía al lanzamiento de su predecesor (recordemos que Windows 8 se lanzó en octubre de 2012), apunta a que se convierta en un Windows 8 mejorado, algo como lo que ocurrió con Windows Vista y Windows 7.

A medida que se produzcan novedades, por supuesto, las iremos comentando.